Pintor en Valladolid

Reforlid, Reformas en Valladolid.

Pintores en Valladolid
Reformas en Valladolid… Reforlid

Colores y Tendencias.

En Europa el verano es la mejor época para hacer renovaciones en el hogar aunque estas sean simples como cambiarle el tono a las paredes. Si se ese es uno de tus proyectos es mejor que te enteres de cuáles son los colores tendencia para pintar la casa y de ese modo dar un nuevo aspecto al castillo personal.
Sin embargo es importante tener bien claro que es lo que se quiere hacer, si se aplicará un solo color o por el contrario la inspiración induce a usar diferentes tonalidades. Todo va a depender del tamaño de la habitación que se desee restaurar.


Recomendaciones antes elegir los colores
Cuando el espacio es muy pequeño lo más recomendable es emplear una sola tonalidad para todo el ambiente otorgando una ilusión de amplitud.
Otro truco es utilizar el color contrastante en un solo espacio con fines decorativos, como una pared o una parte de ella, de ese modo resaltará el color en toda la habitación quedando como la estrella del lugar. En las otras paredes coloca un color claro.
Es muy importante que la decoración combine a la perfección con la tonalidad a usar en las paredes, la idea es crear un ambiente agradable y no un lugar que provoque estrés debido a la explosión incongruente de colores.
Si por el contrario es un espacio nuevo y todavía no existe ningún objeto dentro, lo mejor es escoger gamas neutras que sean muy fáciles de armonizar con cualquier esmalte que sea aplicado.
Pero lo más importante de todo es que la tonalidad escogida vaya con el estilo de la casa y las personas que la habiten para que pueda durar por muchos años. Es esencial la calidad de la pintura, algunas son muy duraderas.
Hay que cerciorarse que sea adecuada para la zona de la casa donde sea aplicada. Algunos de los problemas que se presentan a la hora de pintar una casa son los errores a la hora de escoger el producto. Si el trabajo se va a realizar en una fachada se debe comprar un esmalte para exteriores, en caso contrario no pasará mucho tiempo para que esta se haya deteriorado y viceversa.
Cuando el ambiente a pintar es una habitación para niños lo mejor es usar algo lavable porque seguramente en poco tiempo estas estarán sucias. 
Sabiendo se puede comenzar a elegir con anticipación los colores tendencias para pintar la casa y de ese modo aprovechar el calor del verano. Esta estación permite un mejor y más rápido secado de las paredes, pero lo más importante es que si los miembros de familia no son alérgicos, y los trabajos no son muchos, ni siquiera tendrán que irse de casa durante los cambios de pintura.


Colores claros o neutrales.
Para quienes aman los tonos claros y neutros, como distintos tipos de blanco, beige y el gris, existe una buena noticia ya que durante el 2020 estos colores que evocan el estilo nórdico se mantendrán dentro de las tendencias.

Lo mejor de esta gama es que brindan una hermosa sensación limpia y luminosa a cualquier ambiente, además de aportar gran elegancia.


Beige: por excelencia es un color sereno que permite dejar atrás todo el estrés y la estridencia a la que fueron sometidos los habitantes de la casa cuando estuvieron fuera de ella. Este tono es perfecto para las viviendas de ciudad, así como el encanto que otorgan a las moradas del campo.Durante el 2020 el beige regresó con más fuerza. Es ideal para ser combinado con decoraciones más oscuras de tonos terrosos o maderas ya que les permitirá reflejar la belleza de los mismos. El beige es por excelencia una tonalidad que brinda confort a cada espacio.


Gris: muchos han decidido cambiar el blanco eterno por la elegancia que aporta el gris, aunque para este 2020 la tonalidad que está dentro de las tendencias es el gris oscuro, pero que también transmite el mismo encanto. La recomendación para usar este color neutro es que se aplique en lugares con mucha luz. El gris es considerado como un color que brinda mucha personalidad al ambiente, además de frescura y aportar tranquilidad y ligereza sin importar si es claro u oscuro.  


Neutros: la gama de colores neutros son perfectos para cualquier ambiente y en especial para las habitaciones pues invita a la relajación ayudando a conciliar el sueño, además de brindar personalidad. Para las personas que sufran de insomnio no se recomienda usar tonos fuertes dentro de los lugares de descanso ya que pueden perturbar  Rosa: este color en una tonalidad clara se adapta divinamente a cualquier zona de la casa. Empero siempre habrá alguien que piense que este color es muy femenino y no debe ser usado en estancias masculinas, contradictoriamente el rosa puede ser muy versátil y armonizar con cualquier tipo de decoración, además que es muy fácil de combinar y otorga una sensación de serenidad al ambiente que invita a la reflexión y relajación.

Blanco roto: a la hora de elegir colores tendencias para pintar la casa hay que tomar en cuenta que el blanco roto es muy adaptable ya que se mezcla perfectamente con cualquier tipo de ambiente. Esta tonalidad es una especie de combinación de gris, beige y blanco, cuya funcionalidad es brindar personalidad al mismo tiempo que ofrece un ambiente relajado y de bienestar.

El blanco roto hace énfasis en lo natural y humano que no pueden brindar los tonos de blanco más claro.


Colores atrevidos
.
Según estudios los colores pueden influir enormemente en la personalidad y por supuesto en el estado de ánimo, quienes deseen sentir alegría en el ambiente pueden optar por una gama vibrante y llena de energía como la que aportan los tonos amarillos, rojos, verdes brillantes o naranjas. Son considerados como la solución perfecta para las habitaciones monocromáticas.
No obstante aunque trasmiten todo tipo de buenas energías hay que tener cuidado de no usarlos en exceso porque pueden abrumar. Lo mejor es combinarlos con tonos neutrales como el blanco, beige, entre otros. Los contrastes darán una sensación de juventud y entusiasmo que invitará a quedarse en ese espacio todo el tiempo posible.  
Para las personalidades más atrevidas también hay alternativas que se mantendrán en tendencia durante el 2020, entre ellas se encuentra el azul cobalto, verde oliva, mostaza y terracota.


Mostaza: puede ser usada en todo el lugar siempre y cuando no sea un espacio muy extenso. Por eso lo mejor es combinarlos con tonos suaves o neutros. El consejo es aplicarlo en una sola pared que sea la protagonista del lugar y no en todo el ambiente. Esta puede ser la cabecera, una columna o espacio especial para sentarse a leer, también puede usarse en una biblioteca, entre otros.


Amarillo: combina perfecto en lugares luminosos. Después de haber sido una tendencia en los años 90 ahora vuelve con más encanto que nunca para demostrar que puede ser elegante, alegre y como era de esperarse una buena opción.Cobalto: cuando se desea utilizar cobalto en alguna habitación lo mejor será combinarlo con algún azul claro, por ejemplo tres paredes azul claro y una cobalto quedará perfecto en el lugar. Si se aplica en todo el lugar tendrá que realizarse de manera muy inteligente para evitar que quede muy lúgubre.

Coral o terracota: esta tonalidad se ha hecho tendencia en las redes sociales. Transmite energía y fue catalogado como el color preferido del 2019 y continúa en el 2020. Es perfecto para combinarlo con decoraciones de madera o un tanto rústicas. En la temporada otoñal o primavera estas tonalidades combinarán perfectas en cada ambiente.

Anaranjado: si buscas llenar de energía tu vida y tu casa el anaranjado es el color ideal, aunque cause un poco de miedo al principio la utilización de esta tonalidad. Los más atrevidos pueden optar por un naranja fuerte e intenso, mientras que quienes estén un tanto indecisos, pero al mismo tiempo deseen experimentar pueden optar por algo más sutil semejándose al pastel.

Verde oliva: este color brinda un ambiente de lujo que recuerda a la naturaleza y permite ese descanso que solo se puede encontrar en el entorno al aire libre. Al igual que otras tonalidades es importante no aplicarlo en todo el ambiente sino limitarse a una sola pared o un pasillo. Para lograr el ambiente perfecto preferiblemente debe ser combinado con decoraciones de madera o fibras naturales.Miel: aunque el verde, amarillo y el naranja por excelencia siempre han sido los colores que reflejas alegría, una tonalidad está ganando terreno como ejemplo de optimismo y buenas vibras. Se trata de la paleta en tonos miel, que además de brindar positivismo también otorgan un ambiente relajado además de un ambiente cálido.

Turquesa: es nuevo dentro de la lista de colores tendencia para pintar la casa, el cual es sacadode la gama de los azules que evocan el mar, pero es solo para quienes deseen tener un ambiente más chic y modernos. Es muy decorativo y combina perfecto con muebles de madera oscura y decoraciones doradas. Se adapta perfectamente a climas cálidos.

Azul oscuro: para quienes viven en climas cálidos esta tonalidad es perfecta. Es muy sofisticado, pero debe ser combinado con colores neutros ya que tiende a parecerse al negro. Para sacar todo el provecho a este color lo mejor es combinarlo con decoraciones ocre.

Metalizados: si se usa la cantidad justa de estos colores en las paredes puede brindar un ambiente muy elegante y original. Desde hace varios años estas tonalidades vienen ganando espacio, pero todavía existe cierto miedo de utilizarlas por la inseguridad que produce el poder desentonar. Lo importante es atreverse pero sin exagerar. Lo que sí es seguro es que estos colores tendencias para pintar la casa darán a cada habitación que una gran personalidad.

Combinaciones de colores para fachadas.


Las fachadas son literalmente el rostro de las viviendas lo que significa que es muy importante mantenerlas en buen estado porque son la primera imagen que todo el mundo ve al llegar a la casa.
Sin embargo a veces solo se necesita un poco de imaginación para lograr que esta se vea realmente impactante como los ejemplos que te presentamos a continuación:
Blanco con gris:
Los colores claros que tanto están de moda pueden combinarse para dar ese toque especial y lleno de elegancia que tanto deseas para distinguir tu casa. El blanco y el gris es la mezcla perfecta, especialmente porque dan una sensación de limpieza a la casa.
La primera de las combinaciones es llenar las paredes con un hermoso tono blanco para luego agregar ese sutil toque de color con el gris en cada elemento de la fachada, como por ejemplo: marcos, ventajas, piedras, barrotes, barandillas del balcón y pasamanos de la escalera.
También si el diseño y los materiales de tu casa te lo permiten puedes pintar la puerta y el techo. Tales colores permitirán dirigir la luz hacia el interior de la casa.
Blanco y negro:
El blanco es el color preferido por excelencia de la mayoría de las personas. Por eso otra de las combinaciones podría ser las paredes con algún tipo de blanco y resaltar todos los detalles arquitectónicos con el color negro.
Esta combinación puede resultar muy bien especialmente en aquellas casas con ventanas y demás características espectaculares que valgan la pena resaltar. Definitivamente será algo que llamará mucho la atención.
Blanco y marrón:
Esta combinación siempre resulta buena ya que el blanco reflejará la luz, mientras que el marrón resaltará cada hermoso detalle que contenga la fachada. Pero hay que tener cuidado de no exagerar con el marrón para que no se vea tan abrumador. Todo dependerá del diseño de la casa.
Blanco puro:
Pero quienes aman la belleza, pureza y luz del blanco pueden elegir pintar toda la fachada y elementos de ese color, que aportará elegancia, sofisticación y la hará lucir completamente impecable.
Negro y blanco:
Según sea el diseño arquitectónico de tu casa podrás darte el lujo de pintarla con el impactante negro. Este color por lo general queda bien en estilos muy modernos un tanto cuadrados con grandes ventanales o en cabañas de verano ubicadas en la playa.
La primera de las combinaciones con color negro podría ser matizar con el color oscuro todas las paredes, pero dejar la luz e iluminación del blanco en las ventanas, puertas, rejas, barrotes y demás elementos del edificio.
Completamente negro:
Pero hay quienes son más osados y seguramente se inclinarán por pintar toda la fachada de color negro. Esta opción es mucho más impactante pero ayuda a resaltar cada detalle arquitectónico de la casa. Hay que tomar en cuenta que este color no es para todos los diseños. 
Gris y Blanco:
Así como las paredes blancas combinadas con los detalles grises es una combinación excelentes, mezclar los colores a la inversa también resulta muy conveniente.
Las paredes de un color gris claro darán un toque diferente pero al mismo tiempo muy elegante y la belleza de la casa se destacará aún más pintando los marcos, puertas, ventanas y demás detalles todos de blanco. Inclusive los bordes de los techos pueden quedar muy bien con el blanco.
Gris y marrón madera:
Ya sea claro u oscuro el color gris queda perfecto al combinarlo con el color madera. Las paredes pueden ser de un tono de gris con todos los detalles en marrón. Si el diseño del exterior de la casa posee piedras estas pueden estar pintadas con un color gris más oscuro, mientras que las puertas, ventajas y otros detalles en marrón madera.
Gris con colores fuertes:
La combinación del gris con toques de colores neones como el amarillo y el naranja quedan hermosos en cualquier fachada sin resultar abrumador. Solo hay que pintar las paredes de color gris y añadir toques de color en los marcos, cabeceras de las ventanas, materos de concreto, entre otros.
Gris con gris:
El tono gris claro con toques de gris oscuro en los elementos de la casa hará parecer las fachadas como recintos muy elegantes y totalmente diferentes. Quienes les gusta destacar pero no creen que puedan aceptar el negro esta combinación les permitirá crear el ambiente perfecto para ellos, además tendrán un hogar muy a la moda utilizando los colores tendencias para pintar la casa
Gris terroso:
Otra tendencia que está ganando terreno en el mundo del diseño y la decoración de exteriores es pintar la fachada de gris terroso que se asemeja al cemento. Pero para que este color pueda resaltar y convertirse en una verdadera estrella muy lejos de lo aburrido, debe ser mezclado con otro color.
El blanco es la combinación perfecta para este tipo de gris y puede ser aplicado en los marcos de las puertas, ventajas, pasamanos, rejas, entre otros.
Marrón con marrón:
Al igual que el gris el color marrón también puede combinarse con otro tipo de marrón. Lo más recomendables es que las paredes estén pintadas con un marrón claro con tonos tierra, mientras que los detalles pueden tener un marrón más oscuro que los hará resaltar.
Color pastel con blanco:
Combinar un color pastel muy suave con detalles blanco dará una sensación de encanto a la vivienda. Si la casa posee uno de esos techos de colores llamativos como el azul intenso parecerá el hogar perfecto salido de un cuento de hadas.
Crema y gris:
Quienes vivan enamorados de Francia podrán transformar su hogar en una típica vivienda del viejo continente pintando la fachada de su casa de color crema y colocar un toque especial con el color gris en las puertas, marcos y demás. Si tienes la suerte de tener un tejado de igual tonalidad será el toque perfecto.
Blanco y amarillo fuerte
Las casas de dos pisos que posean un diseño arquitectónico interesante pueden resaltar la belleza de la construcción combinando dos colores muy diferentes pero que combinan a la perfección como el blanco y el amarillo fuerte.
El blanco puede estar ubicado en la pared principal, mientras que el amarillo puede decorar una de las paredes que sobresalgan en el diseño para dar aún más énfasis en la arquitectura de la construcción.
Verde olivo, crema y café:
La combinación de estos tres colores siempre quedará bien en cualquier fachada, solo hay que saberlos usar en la proporción adecuada para no abusar de ellos. Para que el trabajo se vea aún mejor hay que fijarse en algunos detalles de la estructura como decoración con piedras y combinar marcos o rejas con el mismo tono que esta tengan.
Rojo y Blanco o rojo y gris:
Las fachadas de casas pequeñas pueden sobresalir como una verdadera mansión cuando uno de los planos es pintado de color rojo. El resto de las paredes pueden ser de colores claros como el blanco y el gris. Aunque es algo muy atrevido sin duda aporta gran personalidad a la casa.
Verde, negro y blanco:

Para poder definir las profundidades en la fachada de una casa la táctica perfecta es combinar colores claros con brillantes, obscuros y claros. Este tipo de técnicas queda perfecto en hogares de dos pisos que permite por ejemplo pintar balcones y terrazas para destacarlos. La mejor manera es pintar un área de un tono brillante y la contigua de un color más oscuro. El resto de las paredes pueden estar pintadas de blanco. 
Melón con naranja pastel:
Esta combinación de colores es perfecta para dar ese toque de personalidad a las viviendas especialmente si estas poseen un porche que será la estrella de toda la construcción.
Para el lado exterior de la casa se puede usar el color pastel, mientras que el porche puede brillar con el color naranja. Para dar un acabado más fino los detalles de los marcos de las ventanas, puertas y hasta el borde del techo se pueden pintar de blanco.   
Violeta y blanco con toques de gris:
En las casas cuya arquitectura lo permita, porque poseen un espacio que deseen resaltar, se puede utilizar el color violeta. El resto de la fachada puede estar pintada de blanco combinada con toques grises como en los marcos de las ventanas, marcos de las puertas, entre otros.
Combinaciones de colores para interiores
Una vez terminada la fachada de la casa toca pintar adentro. Estos son los colores tendencias para pintar la casa en las paredes interiores que son tendencia en el 2020.
Ladrillo y azul grisáceo:
Aunque es algo osado queda perfecto pintar cualquier zona de la casa con alguna pared de color azul grisáceo y las otras con el color ladrillo. Esta combinación queda perfecta especialmente en estancias que tengan un buen tamaño.
Negro y blanco:
Aunque podría pensarse que el pintar una estancia de negro le haría ver como un espacio lúgubre, sombrío y hasta aterrador, la verdad es que puede ser realmente elegante cuando se le da ese toque de color con marcos, puertas y techos blancos.
Blanco y gris:
Los diseñadores de interiores no se equivocan al colocar estos colores como un matrimonio perfecto para cualquier área de la casa. Muebles de color gris que combinen con tres paredes blancas mientras que una de ellas puede albergar las dos tonalidades.
Una manera muy original de hacerlo es creando franjas grises y blancas en una sola de las paredes convirtiéndola en el toque más llamativo de la estancia.
Gris y verde claro:
Esta combinación también es realmente hermosa, además da ese aire a naturaleza y frescura, convirtiendo la estancia en un lugar ideal para el relax.
Amarillo y rojo:
Aunque son dos colores muy llamativos, la verdad es que juntos aportan ese aire a juventud, alegría y buenas energías. Esta combinación queda perfecta en estancias muy modernas. Los detalles como los marcos de las puertas o cortinas, pueden ser blanco para evitar que sea abrumador.
Gris y azul:
Cuando se quiere dar sobriedad a una estancia se puede jugar con la combinación del azul y el gris, con ciertos toques de negro en los marcos de las puertas, ventanas, entre otros.
Azul oscuro y blanco:
Al igual que el negro el uso del azul puede producir ciertas dudas, pero la verdad es que queda muy bien especialmente cuando se combina con el blanco en ciertas áreas de las paredes. También se agrega más luminosidad si los muebles también son blancos.
Blanco, gris y verde manzana:
Cuando se usa un color fuerte como el verde manzana, lo mejor es combinar otra pared con el gris plomo y el resto del área en blanco, incluyendo el techo.
Diferentes tonos de turquesa
El color turquesa invita a la relajación y más aún si se combina un turquesa claro con uno más oscuros. Incluso se puede hacer un diseño con las dos tonalidades en una misma pared. Para dar iluminación a la estancia y que no resulte demasiado es mejor agregar una pared completamente blanca.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.